Artículo publicado hoy martes, 12/03/2013, en el diario La Provincia/DLP


DE TODO UN POCO

Donina Romero

¿MAHLER O ABBA?

Discutí hace poco con un pintor, culto y buen amigo, con quien me encontré (ambos como visitantes) en una exposición de esculturas y pintura, comentándome que las obras allí expuestas “le parecían bonitas pero no bellas, ideales para aquella gran masa que no conoce a un Botero y no sabría qué hacer con un Miró, que escucha con placer a ABBA pero no entiende de Mahler”. Le recordé que no es oro todo lo que brilla y le hablé de Charles Bukowski, quien dijo de Shakespeare que “es ilegible y está sobrevalorado, pero que esto la gente no quiere escucharlo porque no se puede atacar templos, ya que cuando algo dura mucho tiempo los snobs se aferran a él como ventosas, que cuando los críticos snobs sienten que algo es seguro, se aferran, pero si les dices la verdad se ponen salvajes y no pueden soportarlo porque es atacar su propio proceso de pensamiento”. O sea, Bukowski le estaba dando la razón al valiente y prestigioso escritor y crítico de arte Joseph Riang, que pone a caer de un burro no sólo a Shakespeare sino a Miró, diciendo que es el pintor que más tomadura de pelo nos ha dado y que su éxito no ha sido más que un marketing de unos listos marchantes de arte, que le ampararon y prestigiaron su obra a cambio de ofrecerles, el propio artista, mucha pasta para que lo publicitaran y lo lanzaran a donde llegó con su infantil pintura (que no dudo que a mucha gente le guste. A mí no, como así se lo hice saber), comentándome que entonces tampoco me gustaba Picasso. Le contesté que, a mi juicio, Picasso fue otra cosa, que demostró que sabía pintar y dibujar (maravillosa su etapa azul), hasta que se decidió a romper moldes y los rompió con éxito.

Pero como sobre gustos no hay nada escrito, le añadí que ahí tenemos nada menos que al gran pintor impresionista francés, Toulouse-Lautrec, uno de los más importantes del siglo XlX, con su famosa serie de carteles para quedarnos boquiabiertos, y sin embargo algunos eruditos en arte se han atrevido a decir que están muy bien para anunciar carnavales ¿? Increíble. Por último me expliqué sobre Mahler y ABBA. ¿Un Mahler habría sido capaz de componer tales melodías del grupo sueco que llegan al alma? ¿Por qué han de ser mejores los clásicos, si los ABBA con el conjunto de sus voces, la transparencia de su vocalización, la genialidad de su maravillosa música han triunfado mundialmente con su obra musical? Creo que el buen arte siempre es arte y que la buena música siempre es música, y si como a ABBA oírla hace levitar y ensanchar el espíritu, ¡pues viva ABBA! Faltaría más.

Página consultada 676 veces